En Xaloc, nos hemos esforzado estos últimos años en adaptar sistemas medio-ambientales así como a crear una conciencia empresarial y en nuestro personal.

Xaloc Dive Center ISO-14001

Hemos implantado la ISO 14001, haciéndonos más responsables en la gestión de recursos y residuos, reduciendo los impactos ambientales negativos dentro de nuestra actividad.

Estamos adheridos a la CETS (Carta Europea de Turismo Sostenible), que distingue a aquellas empresas que se esfuerzan por hacer sostenible su actividad. Este reconocimiento es mucho más que una marca de calidad, porque garantiza una auténtica colaboración entre la empresa y el Parque Natural en el desarrollo del turismo sostenible.

Xaloc Dive Center Operador Turistico

DECALOGO DEL BUCEADOR RESPONSABLE

Sé un experto en flotabilidad
La flora y fauna subacuática es más frágil de lo que parece. El contacto con una aleta, golpe con una cámara o un simple roce pueden destruir décadas de crecimiento en los corales, dañar una planta o herir a un animal.
Consigue un perfil aerodinámico con tu equipo de buceo y fotografía, mantén al día tus habilidades de buceo, perfecciona tus técnicas como fotógrafo subacuático y nunca abandones tu entrenamiento para dominar tus habilidades. Debes ser consciente en todo momento de tu cuerpo, equipo de buceo y de fotografía para evitar el contacto con el entorno natural.

Sé un modelo a seguir
Cada día, nuevos buceadores acaban su entrenamiento y certificaciones. Independientemente de tu nivel de experiencia, asegúrate de dar buen ejemplo cuando interactúes con el entorno, tanto en el agua como en tierra firme.

Llévate solo fotos perfectas y deja solo un rastro de burbujas
Prácticamente todos los elementos naturales que puedes encontrar bajo el agua están vivos o son necesarios para un organismo vivo. Si te llevas un coral, concha o animal, puedes perturbar el delicado equilibrio y contribuir a la expoliación de los sitios de buceo sin posibilidad de que las próximas generaciones los disfruten.

Protege la vida subacuática
Toma la decisión de no tocar, dar de comer, manipular, perseguir o subirte a ningún organismo bajo el agua. Tus acciones pueden poner nervioso al animal, interrumpir su comportamiento alimentario o reproductivo o provocar un comportamiento agresivo. Comprende y respeta la vida subacuática y cumple con todas las leyes y regulaciones locales.

Aboga por la eliminación de residuos
Cantidades ingentes de residuos alcanzan los mares y océanos, llegando incluso a las zonas más remotas. Una vez allí, pueden acabar con la fauna, destruir hábitats completos y amenazar nuestra salud y economía. No permitas que tus inmersiones se echen a perder. En cada inmersión, recoge e informa a las autoridades de todas las cosas que no deberían estar en el agua. Esfuérzate en comprar productos ecológicos, locales y, dentro de lo posible, en menores cantidades.

Sé responsable a la hora de consumir productos del mar
La sobreexplotación pesquera está mermando la población de ciertas especies, mientras que las prácticas destructivas dañan y contaminan los ecosistemas subacuáticos. Como consumidor, tienes un papel fundamental. Si eliges incluir pescado o marisco en tu dieta, asegúrate de que se trata de especies que no estén amenazadas y anima a los demás, incluidos los restaurantes y pescaderos, a hacer lo mismo.

No te quedes de brazos cruzados
Los buceadores son algunos de los defensores de los océanos más acérrimos del mundo. Ahora más que nunca, buceadores como tú están plantando cara. Pronúnciate acerca de la conservación, comparte tus fotos subacuáticas, informa a las autoridades de daños o peligros ambientales y defiende el cambio.

Sé un eco-turista
Toma decisiones bien fundadas cuando elijas o visites un destino. Inclínate por instalaciones dedicadas a prácticas empresariales responsables desde el punto de vista social y ambiental; estas deberían incluir la conservación del agua, la reducción del consumo de energía, la correcta eliminación de residuos, el uso de boyas de amarre y el respeto de las leyes, regulaciones y prácticas locales.

Reduce tu impacto ecológico
El calentamiento global y la acidificación de los océanos suponen un riesgo para tus animales favoritos y el mundo subacuático en general. Aporta tu grano de arena comprendiendo y disminuyendo tu impacto en el medio ambiente; asimismo, busca formas de compensar las huellas que no puedas reducir.

No te olvides de contribuir
La protección de los océanos depende de todas nuestras acciones, desde la más insignificante a la más crucial. Invertir en el océano protege nuestro planeta y permite que la aventura del buceo continúe. Contribuye mediante donaciones o campañas de captación de fondos para la protección oceánica, de forma que sean viables los proyectos, acciones y cambios legislativos necesarios para garantizar unas aguas limpias y saludables